http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml

18 nov. 2010

Ñoquis de patata




Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía italiana.


Aqui os dejo un paso a paso de la realización de esta receta, .
La primera vez que comí los ñoquis. los hizo mi amiga Graciela en unas vacaciones que pasamos en mi pueblo ( te acuerdas que frió pasamos ) pero ella rizo el rizo los hizo rellenos de queso y jamón cocido, que delicia, unos ñoquis grandes, hermosos, muy tiernos y con el interior como decia ella imperdible ( ya va perdiendo el acento y las palabras que tan raras encontraba ), fue el único rato que estuvimos calentitas, con las patatas echando humo, la olla llenándolo todo de vapor, que recuerdos tan entrañables, y los años que han pasado, todos nuestros hijos ya se han echo mayores y van tomando sus rumbos.
Bueno al lió que me pongo nostálgica y no termino.


Introducción al tema

Conozcamos algo más sobre los ñoquis, la palabra ñoqui, viene de la italiana gnocchi, es un tipo de pasta que se elabora principalmente con patata o yuca, sémola de trigo, harina o queso de ricotta. También existe una variedad muy conocida y típica de la zona de Trentino-Alto que se hace con pan rallado y se denomina gnocchi di pane.

Aunque son típicos de la cocina italiana, encontramos variedades en muchos paises: Austria, Rusia, Eslovenia, Hungría..

Si nos centramos en la cocina italiana, encontramos una variedad amplísima de ñoquis según los ingredientes que se usen para su elaboración. Los conocidos como alla romana, contienen un tipo de harina muy parecida a la maicena.

El origen de este plato se remonta a una especialidad lombarda de la época renacentista, los zanzarelli, que se hacían con miga de pan, leche y almendras trituradas.

Poco a poco estos zanzarelli van experimentando variaciones, añadiendo espinacas, remolacha o calabaza..así hasta que debido a una subida de impuestos, los campesinos italianos, ven cada vez más difícil el uso de harina de trigo para su alimentación y deciden buscar un sustituto: el puré de patatas.

A este puré, se le suele añadir, un poco de manteca, harina de trigo o incluso huevos. Lo más común es añadirle queso ricotta y espinacas, como en el caso de la especialidad toscana, los strozzapretti.

Es curiosa, la tradición argentina por la cual se comen ñoquis los días 29 de cada mes. Según la tradición se debe a una leyenda que se remonta al siglo VIII.

Vivía entonces en Nicosia (Asia Mayor) un joven médico llamado Pantaleón, quien, tras convertirse al cristianismo, peregrinó por el norte de Italia. Allí practicó milagrosas curaciones por las que fue canonizado.

Cierta ocasión en que pidió pan a unos campesinos vénetos, éstos lo invitaron a compartir su pobre mesa. Agradecido, les anunció un año de pesca y cosechas excelentes. La profecía se cumplió y otros muchos milagros.

San Pantaleón fue consagrado -a la par de San Marcos- patrono de Venecia. Aquel episodio ocurrió un 29 de julio, por tal razón se recuerda ese día con una comida sencilla representada por los ñoquis.

El ritual que lo acompaña de poner dinero bajo el plato simboliza el deseo de nuevas dádivas.



Ingredientes


1 kilo de patatas

300 gr. de harina

1 huevo

Sal



Preparación

Lo primero que haremos será lavar nuestras patatas, seguidamente las introducimos en una olla con abundante agua y las dejamos cocer hasta que estén tiernas, aproximadamente unos 25 minutos.

Una vez están cocidas, las escurrimos y las dejamos enfriar un poco, continuamos quitando la piel de las patatas para terminar haciéndolas puré o rallándolas, según os sea más cómodo. Las dejamos enfriar por completo cubriéndolas con un paño.

Sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada ponemos las patatas, hacemos un pequeño hueco y añadimos la harina, volvemos ha hacer un hueco y añadimos el huevo junto con la sal.

Mezclamos los ingredientes y amasamos, no demasiado, hasta conseguir una masa lisa y homogénea.

Dividimos la masa en varios trozos y vamos formando con cada una de ellas canutillos con un grosor aproximado de unos 1’5 o 2 cm.

Seguidamente cortamos nuestros canutillos con la ayuda de un cuchillo en trozos de unos 2 cm, aproximadamente.

Seguidamente pasamos nuestros ñoquis por un tenedor, presionando ligeramente, para así conseguir hacer un hueco por una parte y el dibujo por la otra.

Una vez tengamos nuestra pasta lista, la pondremos a cocer, para ello pondremos abundante agua y sal en una olla y lo llevaremos a ebullición, añadimos la pasta y cuando veamos que suben a la superficie, estarán listos para sacar.

Escurrimos bien y lo añadimos a la salsa que hayamos preparado.




/div>

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

No puedo creer que lo haya estado haciendo mal.

No puedo creer que lo haya estado haciendo mal.
¡Tengo que avisar a todas!!!